Marilya PC
Medita Aquí: Nunca Estamos Solos

Marilya PC

"Nunca estamos solos y en la hora más oscura es cuando más acompañados estamos, porque es momento de transformación."

Palabras Ascendidas - Prólogo - Libro IV - Humanos Ascendidos

Palabras Ascendidas

Por Marilya PC

Estas palabras fueron entregadas en el mundo que usted conoce mientras se mantenía abierta la puerta hacia la interdimensionalidad de los mundos ascendidos.

Palabras Ascendidas está escrito con las palabras que usted maneja todos los días. Son las mismas palabras que usted utiliza para conversar y compartir su energía de vida con las personas que le rodean. Sin embargo, tienen una cualidad que las convierte en diferentes, pues fueron entregadas en el mundo que usted conoce mientras se mantenía abierta la puerta hacia la interdimensionalidad de los mundos ascendidos.

Con Palabras Ascendidas hacemos disponible el cuarto libro de los Emilios de El Morya, una recopilacion que sigue el paso de las tres recopilaciones que le han precedido y que igualmente es un gran paquete de energías ascendidas calibradas hacia la Paz y el Bienestar del buscador espiritual.

Cada capítulo se corresponde con uno de los doce escalones que conducen hasta la Terraza Ascendida, ese sereno lugar interior donde se dan cita los que perciben Divinidad en todas las cosas y Belleza y Perfección en el mundo de las apariencias. En ese espacio encontrará a otros hermanos que igual que usted caminan de regreso al Hogar del Eterno Amor, aunque usted no conozca sus nombres y no haya visto sus rostros en el plano físico.

Las culturas que nos han precedido aceptaban de manera natural, que cada cierto tiempo se abren puertas en el mundo de la experiencia que nos permiten trascender limitaciones y convertirnos en mejores seres humanos. Son periodos iniciáticos que hacen posible el cambio y la transformación, siempre que la persona acepte cuanto le está ocurriendo y participe de manera consciente del recorrido hacia una nueva perspectiva de la vida. Tome como ejemplo los rostros de los hombres y mujeres sabios de las distintas culturas, cuyas personalidades nos retan a descubrir qué cosa o procedimiento ha propiciado que sus cuerpos irradien luz y que la mirada refleje belleza interior.

Palabras Ascendida es un llamado a elevarse sobre los retos de todos los días  a través de la intención y la fuerza de voluntad con la misma tenacidad con que lo han hecho nuestros ancestros. Con cada paso que usted camina hacia su mundo interior, infinitas posibilidades de crecimiento y madurez espiritual se manifiestan en el diario vivir. Así puede manejar y resolver los retos que plantea su existencia como Ser Humano, mientras entiende y comprende la experiencia desde un ángulo que fortalece su autoestima y su bienestar general.

La energía, vibración y consciencia del maestro El Morya de El Himalaya son constantes durante esta travesía y —si así lo quiere usted— le asistirá en el proceso de abrir y desentrañar el significado que tiene para su vida diaria cada palabra ascendida. Se sentirá acompañado y asistido por este Gran Hermano de la Humanidad, que caminó por dónde usted camina y pasó por lo que usted pasa.

Relájese y ábrase a la experiencia de leer y escuchar palabras que son un bálsamo sobre el estrés de las responsabilidades terrenales. Verá que un escalón le lleva al próximo y que en poco tiempo su vida habrá asquirido una profundidad y calidad que nunca antes había experimentado. Cuando ese momento de plenitud se haga manifiesto, no olvide agradecer a los Humanos Ascendidos en ambos lados del velo, pues es el Amor de sus corazones el que ha facilitado que el portal de una nueva vida, en una Nueva Tierra, se abra de par de par para usted.

Reciba nuestro saludo, desde la Más Profunda Paz.

Emilios de El Morya - Prólogo - Libro II - Humanos Ascendidos

Emilios de El Morya

Por Marilya PC

Con la entrega de amorosos paquetes de energía, El Morya del Himalaya le asiste a entender su nueva condición divina sobre la Tierra y a aceptar nuevos espacios de libertad.

Este es el Segundo Volumen de los Emilios de El Morya. Desde que comenzamos los trabajos en la Terraza Ascendida han sucedido cosas grandiosas que han cambiado la vida de miles de personas en todo el planeta. Todos los días llegan cartas y mensajes que relatan experiencias ascendidas hermosas y profundas, y en distintos círculos ya es común escuchar que alguien se identifica a sí mismo como un Humano Ascendido.

No obstante, más allá de disfrutar de la dicha y de la plenitud alcanzada en nuestras vidas, es importante reconocer el servicio de aquellos que desbrozaron parte del camino por el que vamos transitando. En la avanzada divina de los últimos siglos el alquimista Saint Germain es una figura clave. Con su misteriosa y abarcante personalidad, este iluminado logra que su paso por la historia física y espiritual de la Tierra sea para siempre parte del Eterno Ahora que todos vivimos.

En el siglo pasado, este maestro alquimista explicó a sus seguidores todo lo concerniente al “poder de la palabra”. La eficiencia de su trabajo y la de aquellos que colaboraron en su realización, estriba en que a través de sus mensajes y discursos se transmitió una cantidad de energía extraordinaria, que todavía continúa transformando y embelleciendo los mundos personales de cuantos son atraídos y se exponen a su radiación.

De esa manera, la energía, vibración y conciencia de los iluminados del Este y del Oeste fue condensada en palabras que siguen vivas y al servicio de millones de seres humanos. Es mucho el logro acumulado, pues en tiempos pasados –y quizá todavía en nuestros días- se consideraba como un inexplicable acto de magia lo que sucedía con las palabras de los sabios.

Sin embargo, no es hasta la aparición sobre la Tierra en este nuevo milenio de nuevas frecuencias energéticas, que comenzamos a comprender verdaderamente lo que querían decir las palabras de Saint Germain cuando exponía su sabiduría sobre el poder de las palabras. El maestro alquimista no se estaba refiriendo tan sólo a las palabras preñadas de energía; más que nada estaba interesado en explicar que el Ser Humano tiene la capacidad de mover y configurar las energías de la Tierra utilizando su poder interior para codificar cada palabra.

Hoy sabemos que lo que ha sido llamado Espíritu es energía y que la frecuencia más alta en que vibra y se irradia esta energía es la que conocemos como Amor; también sabemos que disponemos de este Amor de forma ilimitada y que tenemos el poder de utilizarlo para nuestro bienestar y para el Más Alto Bien de la Humanidad. Hoy sabemos que el Espíritu es Ciencia y en la Tierra ya es posible conversar y disertar sobre la “Ciencia del Espíritu”.

Todo lo anterior es la plataforma de lanzamiento de los Emilios de El Morya, que se logran sincronizando las energías de los Humanos Ascendidos en los planos interdimensionales. Esto permite que los “paquetes de energía” puedan ser entregados personalmente y que cada cual reciba desde los mundos sutiles aquello que ha solicitado.

El Morya ha estado interesado en poner en marcha los “servicios ascendidos”, que son la forma y manera en que cada Humano Ascendido hace uso de los dones y talentos acumulados, perfectamente conciente de su nueva condición divina sobre la Tierra.

Los Emilios de El Morya van dirigidos a los seres humanos que han alcanzado un nivel de desenvolvimiento en sus configuraciones energéticas que les permite escanear y recoger las energías codificadas en las palabras. Esto los convierte en un nuevo tipo de buscador espiritual y también los convierte en un nuevo tipo de lector.

Cada buscador es bienvenido en la Terraza Ascendida de los Humanos Ascendidos. Si esta es su primera vez, tómelo con calma y aclimate sus energías pues el camino ha sido largo, y bien merece usted un tiempo de descanso y de sosiego que reconforte su corazón.

Emilios de El Morya - Prólogo - Libro I - Humanos Ascendidos

Libros Vivos

Por Marilya PC

El Ser Humano se está divinizando de manera acelerada. ¿Es usted uno de ellos?

 Estoy convencida de que tiene usted entre sus manos un libro vivo, un libro que le habla y que le escucha, un libro que respira, que sueña y que camina con usted. Esa es la experiencia que mes tras mes tienen miles de personas en todo el mundo, pues no es un secreto que las palabras de los Emilios de El Morya buscan a su destinatario.

Esta aventura interdimensional comenzó en el año de 1998, cuando hizo su aparición en mi vida el profeta Jeremías. Como es de esperarse, guardé silencio entre los más allegados a mi persona, pero empecé a compartir las palabras y la energía de Jeremías con amigos y conocidos que estaban interesados en la Ciencia de la Espiritualidad.

Con el correr de los años me fui acostumbrando a los “amigos del otro lado del velo” y mejoré grandemente en mi disposición de acercarme a lo que no se ve y en mis destrezas de comunicación interdimensional. A lo largo de esos años pasé por uno que otro episodio de tensión física, mental y emocional, que siempre fue diligentemente atendido por las hermanas del Templo Hormigas, Myriam y Nydia Brugueras.

 Para el año 2003, Jeremías llega acompañado del maestro alquimista Saint Germain, con quien se realiza una extensa entrevista que luego se recoge en el libro “Alquimia Del Humano Divino”. En aquel momento pensé que los trabajos habían culminado, pero esta certeza dura muy poco pues nuevamente se presenta Jeremías y esta vez en compañía del maestro ascendido El Morya del Himalaya. Una vez más las hermanas del Templo Hormigas acuden a mi rescate, pues un caudal de informaciones sobre el músico y compositor Bob Marley comienza a llegar a través de El Morya con la silenciosa asistencia de Jeremías.

El resultado neto de estos quehaceres es “El Código Bob Marley”, un libro en el que el Morya expone su relación con el músico jamaiquino y en el que se explica la presencia de Jeremías en la vida del artista. La realización de este trabajo no fue sencilla, pues dejar de lado el escepticismo y los juicios que se han sostenido en pie durante tanto tiempo no es algo que se logra de la noche a la mañana.

Debo admitir que lo que inclina la balanza hacia la continuación de la tarea es el Amor y la Paz que se va manifestando en mi vida con cada adelanto que se logra en los trabajos. Además, la puntual aparición de personas y recursos cuando más se necesitan, es evidencia más que suficiente para echar de lado toda incertidumbre.

Así llegamos hasta los Emilios de El Morya que usted sostiene entre sus manos y que son el resultado de una solicitud de este Gran Amigo de la Humanidad, con la asistencia de Jeremías, hecha en el año 2005. El sabio ascendido del Himalaya expresa su interés en enviar correos electrónicos –emails- a quienes él identifica como Humanos Ascendidos y a quienes describe como “mis amigos y colaboradores de tantas vidas”. Esta idea ya había sido planteada en “El Código Bob Marley”, y me fue fácil entender que había llegado la hora de ponerla en acción.

Los emilios son enviados todos los meses hasta que se alcancen siete años, y deben ser recopilados en siete libros para los Humanos Ascendidos que necesitarán de este servicio en las próximas décadas. El Morya -junto Jeremías y a Saint Germain- ha explicado que la Humanidad se está divinizando aceleradamente, y que la inmensa mayoría de los seres humanos no está consciente de su nueva condición divina sobre la Tierra.

Por lo tanto, si usted sostiene este libro entre sus manos, usted  está listo para sostenerse en sus propias energías porque ¡Usted es un Humano Ascendido! Reciba nuestra más cordial bienvenida.

Activación De La Estrella De Cinco Puntas - por Metatrón

Meditar es sencillo. Sólo separa quince o veinte minutos de tu tiempo, siéntate cómodamente con tus ojos cerrados y relájate mientras disfrutas de tu propia compañía. A medida que transcurren los días se hará más fácil y notarás cambios cada vez más profundos y permanentes en ti. Ahora eres parte de una maravillosa aventura de descubrimiento interior que te permite Ser lo que quieres ser mientras vives como quieres vivir. ¡Disfrútalo!

Activación De La Estrella De Cinco Puntas

Integración De Los Sentidos Físicos Con Los Sentidos Interdimensionales

por Metatrón


Siéntate cómodo y toma cuatro respiraciones profundas. Inhala… inhala profundamente y permite que todo el aire que hay en tus pulmones salga pausadamente. Inhala nuevamente… profunda y calmadamente…, y permite que con cada exhalación todo el aire usado abandone tu cuerpo y deje su espacio al aire limpio y energizado que en estos momentos te rodea. Relaja las piernas, las caderas, el torso y los brazos. Pon tu atención en tu pantalla mental y vuelve a respirar profunda y pausadamente.

Imagina o visualiza que un rayo de luz dorada entra y se acomoda en el centro energético que se encuentra en la corona de tu cabeza. El rayo de luz desciende a lo largo de tu columna vertebral, activa cada uno de los centros energéticos que se encuentran alineados a lo largo de tu espalda, y luego de bajar por cada una de tus piernas, ancla en el centro-corazón de la Tierra. Vuelve a respirar profundamente. Siente como se restablece tu conexión con el Gran Corazón de la Madre Tierra.

Ahora toma conciencia de que el centro-corazón de la Tierra te agradece el rayo de luz dorada que le has entregado y desbordada de Amor la Gran Madre te envía un rayo de luz cristalina que sube por ambas piernas. Este rayo de luz, que es tuyo y a ti pertenece, continúa ascendiendo a través de tu columna vertebral y encuentra salida por el centro energético en la corona de tu cabeza. Visualiza cómo ese rayo cristalino cae a tu alrededor en una cascada de luz y energía. Respira profundo nuevamente, muy profundo, sabiendo que todo el aire que te rodea, se ha impregnado con el agradecido Amor de la Madre Tierra.

Ahora realiza que la tibia energía que te aprisiona tiernamente, proviene de una matriz electromagnética que te ha nutrido y sostenido física, mental y emocionalmente durante cada día de tu vida. Ahora sabes que esta energía siempre ha estado disponible para ti y comprendes que a partir de este momento tú puedes intensificar su benéfica acción en tu vida, tu mundo y tus asuntos.

Lleva tu atención a tus orejas, justo el lugar en donde se encuentra el sentido físico del oído. A través del oído puedes escuchar el interior de tu cuerpo. Puedes escuchar los latidos de tu corazón y también puedes escuchar cómo pulsa tu sangre cuando recorre los canales que la distribuyen a través de todo tu cuerpo. Mantén tu atención y escucha esos otros sonidos que provienen de ti mismo. Respira lenta y pausadamente una vez más y acéptate como eres.

Ahora lleva tu atención a tu nariz, donde se encuentra el sentido físico del olfato. Huele a tu alrededor sin detenerte a pensar de dónde provienen los olores. Son los aromas y perfumes del mundo que te rodea. Concéntrate en los olores que reconoces como propios. Aquellos que provienen de tu cuerpo y que sientes y reconoces como tuyos. Esos olores son parte de tu esencia…, son parte del perfume que emana desde tu campo de energías propias. Toma conciencia de cómo hueles por dentro y por fuera. Respira profundo y acéptate como eres.

Ahora es tiempo de concentrar tu atención en tu boca. Ese es el lugar desde el que entregas al mundo las palabras y sonidos que llevan impregnados tu energía. Palpa el interior de tu boca con la lengua y traga. Degusta este sabor y reconócelo como tuyo. Toma conciencia de que todo otro sabor viene de afuera. Acepta que tienes tu propio sabor y acepta que sabes a lo que tu “sabes”. Respira profundo y una vez más acéptate tal y como eres.

Ahora es preciso que pongas tu atención en tus ojos, que es el lugar en donde radica tu sentido de la visión. Ábrelos…, mira a tu alrededor y luego vuelve a cerrarlos y mírate por dentro. Mira hacia dentro de tu cabeza y reconoce cada órgano en su interior. Ve hacia dentro de tu pecho y mira cada uno de los órganos que alberga y protege tu torso. Luego imagina o visualiza que tus ojos están abiertos y realiza que puedes seguir viendo aunque estén cerrados. Respira muy profundo y nuevamente acéptate como eres.

Ahora pon tu atención en tus manos, en donde se expresa el sentido físico del tacto. Júntalas y siéntelas una en la otra. Ellas conforman tus herramientas de trabajo y te permiten moldear y acomodar el mundo a tu manera. Tus manos también son tus herramientas para amar y a través de ellas prodigas caricias, afecto y cuidados. Vuelve a respirar profundo y acéptate como eres.

Toma conciencia de que tus cinco sentidos físicos están armoniosamente integrados y de que funcionan todos a la vez sin ningún esfuerzo. Tócate las orejas, la nariz, la boca y los ojos. Siente la oleada de energía que te circunda mientras tus sentidos físicos son activados en su nuevo nivel de perfección. Es el resultado de miles de años de evolución Humana y Divina sobre la Tierra y tu estás participando despierta y concientemente del proceso. Pon tus manos sobre tu corazón y entrégate a tus propias energías con una respiración profunda.

Ahora estás listo para llevar tus sentidos físicos más allá del plano físico. Estas listo para integrar tus sentidos físicos con tus sentidos divinos e interdimensionales. Lleva tu atención a cada una de las extremidades de tu cuerpo: primero la Cabeza, luego las Manos que descansan sobre tu corazón y después a tus Pies que están perfectamente anclados en la Tierra. Tus extremidades representan cada uno de los sentidos divinos o interdimensionales del Ser que verdaderamente Eres.

En la Cabeza se encuentra tu sentido de individualidad; tu sentido de que eres único e irrepetible. Es tu conciencia de “Yo Soy” anclada en la punta superior de la Estrella de Cinco Puntas. Lleva tu atención a tu Cabeza y respira profundo mientras estableces y aceptas que “Yo Soy Ese Yo Soy”.

En tu mano izquierda se halla representado el sentido interdimensional de la Visualización y en tu mano derecha se halla el sentido interdimensional de la Manifestación. Son tus herramientas para crear en perfecta resonancia con tu entorno todo aquello que deseas en tu vida. Ambos sentidos están representados en las dos puntas laterales de la Estrella de Cinco Puntas y sus energías creativas se corresponden una con la otra. Para activar y sincronizar estos dos sentidos interdimensionales con tus sentidos físicos, respira profundo una vez más.

Ahora lleva tu atención hasta tu pie izquierdo, que representa tu sentido interdimensional de la Atención o Focalización, y luego lleva tu atención hasta tu pie derecho, que representa tu sentido divino de la Compasión. Toma conciencia de que en la Nueva Energía de la Tierra, sólo es posible manifestar aquello que se encuentra alineado con las energías del Amor Compasivo. Tus dos pies, firmemente anclados en la Tierra, representan las dos puntas que sostienen la Estrella de Cinco Puntas. Vuelve a respirar profundamente y siente la activación y sincronización de estos dos sentidos interdimensionales.

Gradualmente, mueve tu atención más allá de tu cuerpo físico, y lleva tu concentración hacia tu campo energético. Siente los vórtices de energía a tu alrededor, que se están reconfigurando en su patrón de máxima perfección, mientras respiras profundo y expandes tu campo de energías propias cada vez más, cada vez más… hasta que puedes percibir y es un hecho para ti la nueva estructura con forma de Estrella de Cinco Puntas al interior de tu campo energético.

Cuando hayas percibido esta configuración de energías doradas dentro de tu matriz energética, vuelve a respirar profundo y relájate en ti mismo. Eres un Humano Ascendido y a partir de este momento, con sólo ser tú, ejerces y manifiestas la Divinidad.

************************************

Derechos reservados por Marilya P.C/2000 y Editorial BalanceArte. Distribuye libremente y sin propósitos comerciales. Visita HumanosAscendidos.com